LA FORMACIÓN CORPORATIVA DURANTE LA CRISIS DEL COVID-19

Desde hace algunas semanas el teletrabajo se ha convertido en la única opción para muchos profesionales y empresas que siguen prestando sus servicios desde cada uno de los hogares en los que se encuentran confinados los miembros de sus equipos. 

Está claro que la situación actual ha creado un antes y un después en nuestras vidas, llegando a demostrarnos algunas de nuestras fortalezas y debilidades como sociedad. En el ámbito empresarial, una de estas debilidades ha sido, precisamente, la transformación digital

LA GRAN PREGUNTA: ¿QUÉ OCURRE CON LA FORMACIÓN CORPORATIVA?

A día de hoy la flexibilidad que ofrece la tecnología e Internet permite que muchos empleados, aunque no todos, puedan desarrollar su trabajo desde casa. Sin embargo, en Editorial e-learning, como expertos en el diseño y creación de contenidos formativos, nos hacemos la siguiente pregunta: ¿qué ocurre con la formación continua en la empresa?

Según el Balance de Situación publicado por Fundae hace justo un año, el 92% de las grandes empresas que operan en España apuestan por ofrecer formación continua a sus empleados. Es cierto que este porcentaje no es el mismo en las PYMES. Pero incluso en el caso de las pequeñas empresas en 2018 este fue del 50% aproximadamente.

Regresando a la cuestión que nos ha llevado a repasar los anteriores datos, debemos deducir que las acciones formativas impartidas en el ámbito laboral se han visto afectadas por la situación actual, ya que no todas las empresas habían apostado por el elearning como solución para proporcionar este servicio a sus equipos. 

Por lo tanto, la pregunta que nos debemos de hacer es: ¿en qué medida esto puede afectar al desarrollo profesional de los empleados a través de la adquisición de nuevas competencias y habilidades?

Son tiempos difíciles, está claro, tiempos que requieren dar respuestas de una forma responsable en el menor tiempo posible. Estas respuestas, evidentemente, deberán ser dadas en orden de prioridad, un orden que no debe de olvidarse de la formación continua si lo que se persigue es atraer y retener talento dentro de cada equipo.

EL PAPEL DE LA FORMACIÓN CORPORATIVA Y LOS CONTENIDOS ELEARNING EN LAS EMPRESAS

No es ningún secreto que las empresas que apuestan por la formación continua de sus equipos disfrutarán a corto, medio y largo plazo de diferentes ventajas. A continuación, repasamos algunas de estas ventajas.

Gracias al desarrollo de contenidos a medida o la adquisición de licencias para acceder a un contenido formativo ya dado, es posible proporcionar a los miembros de cada equipo un material digital de gran valor pedagógico y, por supuesto, adaptado a sus necesidades cognitivas.

La formación corporativa impartida en modalidad elearning aprovecha todas las posibilidades que brinda Internet y las tecnologías disponibles, para ofrecer al alumnado la oportunidad de disfrutar de un contenido flexible, multimedia e interactivo

LAS CINCO CLAVES DE LA FORMACIÓN CORPORATIVA A TRAVÉS DE CONTENIDOS ELEARNING

Es importante saber que en materia de contenidos elearning no vale el café con leche para todos. Según la naturaleza de cada proyecto formativo, el contenido y carácter de la acción formativa y, por supuesto, el perfil y las necesidades del alumnado; las técnicas, metodologías, herramientas y recursos recogidos deberán de ser diferentes. No obstante, desde nuestra experiencia, sí podemos analizar cinco cuestiones a tener muy en cuenta al hablar de formación corporativa:

La experiencia del alumnado como centro del proyecto

Es muy común encontrar contenidos elearning donde se ha olvidado adaptar dicho material a las necesidades del usuario que cursará la acción formativa. Tener en cuenta este elemento será crucial para dar lugar a experiencias formativas que favorezcan el proceso de aprendizaje y que, por lo tanto, redunde en beneficios para la empresa.  

De lo contrario, el contenido será visto por el trabajador como algo aburrido que debe de estudiar por imposición y en el que debe de invertir un número mínimo de horas. 

En conclusión, el alumno debe ser siempre el centro de todos los proyectos de formación. Para ello, hemos de partir de tres premisas: el valor del tiempo, la evolución profesional y personal de los equipos y, por último, la formación como elemento fundamental para la motivación y permanencia de los trabajadores en la empresa.  

Contenidos digitales en la era de Netflix

Es muy común poner a Netflix como ejemplo aplicable a diferentes sectores. En el caso del elearning, el gigante de las series nos enseña que el usuario digital demanda de forma permanente acceso desde cualquier lugar y momento a dichos contenidos. Por ello, los contenidos elearning deben de presentar este carácter flexible. 

Además, siempre hay que traducir los contenidos formativos al lenguaje digital en el que normalmente se desenvuelven los usuarios que disfrutarán de dicho contenido. No sería adecuado presentar un contenido elearning de la misma forma a un alumno de 25-30 años que a un trabajador de 50 años. En definitiva, optimizar la usabilidad es clave. 

El vídeo como recurso clave

¿Cuál es el valor de un vídeo en comparación con un texto presentado en PDF? La respuesta no tienes que buscarla en este post, sino en tus hábitos a la hora de consumir contenidos de cualquier tipo. Somos seres visuales y ya sabemos que una imagen vale más que mil palabras, imaginemos por tanto cuanto puede valer un vídeo. 

La formación corporativa puede utilizar el vídeo de muchas formas, en este post sobre “Video Learning: claves y beneficios” podrás aprender más sobre ello. 

Microlearning para adaptar los tiempos

Esta estrategia de aprendizaje combinado que nace para dar una respuesta concreta, rápida y eficaz a las diferentes necesidades formativas a través de los denominados microcontenidos.

A través de pequeños módulos es ideal para favorecer la asimilación de nuevos conocimientos y luchar contra la temida “Curva del Olvido”; variable que debilita y pone en duda la eficacia de cualquier inversión en formación corporativa.

Gamificación para “ganar” al alumnado

El concepto de gamificación aplicado a la formación corporativa se traduce en implementar técnicas y dinámicas de juego controlado a través de los contenidos formativos. En el caso de la formación en modalidad elearning, la gamificacion permite lograr grandes ventajas como:

  • Aumento de la interacción con los contenidos y acción formativa.
  • Incremento de la motivación vinculada al proceso de aprendizaje y su posterior aplicación en escenarios reales.
  • Favorecer la retención del conocimiento a través de dinámicas innovadoras.
  • Contribuye a crear un ambiente laboral basado en una competencia sana entre compañeros y miembros de los equipos.
  • Favorece el desarrollo creativo de los empleados.
  • Fortalece la transmisión de la cultura y valores de la compañía.

Gracias a la gamificación aplicada a la formación corporativa, las compañías pueden encontrar soluciones formativas más motivantes, prácticas, interactivas y dinámicas. Logrando un aprendizaje mucho más completo por parte de los equipos que disfrutan de una formación basada en esta metodología como eje principal o combinada con otras. 

CONTENIDOS ELEARNING DE CALIDAD: UNA APUESTA SEGURA

Está claro que son tiempos difíciles, tiempos que como ya hemos dicho, exigen tomar decisiones responsables de forma inmediata según un orden lógico de prioridades. Prioridades entre las que la formación corporativa debe de estar presente, pues a día de hoy la formación corporativa es el segundo factor más valorado por los trabajadores a la hora de elegir un destino profesional (estudio realizado por la consultora Page Group). 

Por todo ello, la pregunta es: ¿Y tú, apuestas por la formación corporativa para atraer y retener talento? 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Te ayudamos!

Cuéntanos tus necesidades y te proporcionaremos las soluciones más adecuadas para multiplicar el valor de tu proyecto formativo.