VISUAL THINKING: QUÉ ES, ELEMENTOS Y BENEFICIOS

Cuando hablamos sobre el visual thinking nuestra mente lo asocia con un concepto creativo e inspirador. El desarrollo de esta metodología, tanto en procesos educativos como corporativos, proporciona una serie de ventajas mediante la representación de la información con elementos gráficos.

¿Qué encontrarás en este artículo? En la lectura de este artículo podrás descubrir su significado, elementos y beneficios de visual thinking.

¿QUÉ ES EL VISUAL THINKING?

Para comenzar, vamos a definir qué es un visual thinking. Visual Thinking es una herramienta metodológica que consiste en la representación de ideas, conceptos o procesos mediante recursos visuales simples y fácilmente reconocibles. Creando conexiones a través de mapas mentales, con el objetivo de favorecer la comprensión y retención del conocimiento.

En cualquier caso, es importante señalar que el visual thinking no consiste en incluir en nuestros contenidos un dibujo alternativo o cualquier otro elemento gráfico sin sentido. Implementar la metodología visual thinking supone comprender, interiorizar, interpretar, organizar y explicar de forma gráfica ideas o conceptos que faciliten la compresión de lo que el alumnado debe de aprender.

El uso de elementos gráficos para representar ideas es una práctica de los seres humanos desde las pinturas rupestres. La primera vez que apareció el concepto Visual thinking fue en la publicación del libro “Visual Thinking” por el autor Rudolf Arnheim, psicólogo y filósofo alemán, en el año 1969. Pero fue Dan Roam, el escritor de “Tu mundo en una servilleta”, el creador e impulsor de esta metodología.

¿PARA QUÉ SIRVE EL VISUAL THINKING?

Los elementos de visual thinking tienen diferentes finalidades dependiendo del ámbito de aplicación. En el campo educativo sirve para:

  • Asimilar conceptos relevantes, eliminando el exceso de información.
  • Transmitir información mediante elementos gráficos.
  • Entrenar la capacidad cognitiva.

En el ámbito corporativo puede abarcar las siguientes funciones:

  • Técnica de marketing, para facilitar la transmisión de comunicación.
  • Herramienta en el proceso formativo de los equipos de trabajo.
  • Ideación de proyectos, propuestas y nuevas soluciones.

BENEFICIOS DEL VISUAL THINKING APLICADO AL ELEARNING

Desde que en 1969 se comenzase a hablar del pensamiento visual, múltiples estudios han demostrado que incluir elementos visuales facilita la comprensión de diferentes contenidos técnicos y teóricos.

En conclusión, el Visual Thinking aporta múltiples beneficios a todos aquellos proyectos formativos donde aparece dicha herramienta metodológica, destacando su capacidad para favorecer la retención de los conocimientos estudiados por parte del alumnado.

A modo de resumen, se presenta una relación de los principales beneficios aportados por el Visual Thinking a los contenidos elearning:

  • Favorece la retención del conocimiento.
  • Incrementa la atención y concentración de los alumnos en el momento en que consumen el contenido formativo.
  • Concede al alumno la oportunidad de participar activamente, aunque esto también dependerá de la metodología que acompañe al Visual Thinking.
  • Ayuda a ordenar y clasificar cada una de las ideas de forma lógica.
  • Favorece la reflexión sobre el contenido objeto de estudio.
  • Cabe destacar que el Visual Thinking encaja muy bien con metodologías como la Gamificación, Flipped Classroom, Microlearning, Aprendizaje Cooperativo o Realidad Aumentada.

ELEMENTOS VISUAL THINKING

Algunos de los elementos de visual thinking más importante son los siguientes:

  • Texto: en este caso el texto no hace referencia a la suma de párrafos extensos que finalmente son presentados al alumno en forma de documento, sino que hace alusión a la inclusión de conceptos y frases que serán expuestos a través de los diferentes recursos que articularán los mapas visuales. A nivel de diseño será importante utilizar diferentes tipografías, tamaños y buscar las mejores ubicaciones espaciales.
  • Iconografía: pictogramas, ideogramas y conectores que acompañan al texto presentado a través de cada recurso.
  • Color: derivados de los valores y sensaciones heredados de nuestra cultura, los colores pueden tener diferentes interpretaciones. Por ello, a la hora de diseñar un contenido es fundamental centrar el uso del color en dar orden y estructura a los contenidos presentados. También es recomendable asociarlos al significado que deseamos transmitir a través de cada concepto.

En este artículo encontrarás diferentes tipos de ejemplos visual thinking.

RECURSOS PARA TRABAJAR EL VISUAL THINKING

A partir de los elementos anteriores, llegamos al análisis de los recursos que podemos utilizar a la hora de aplicar el Visual Thinking:

Infografías: muy útiles para organizar y mostrar la información de forma accesible. Son interpretaciones visuales de los propios textos y resultan más atractivas para el lector. A través de un simple vistazo, podemos captar lo que el texto nos explica. Las infografías ayudan a facilitarle a los usuarios el proceso de comprensión y retención del conocimiento.

Imágenes relevantes o ilustraciones: las imágenes ayudan a mejorar la retención de los contenidos.

Mapas conceptuales o esquemas: se trata de un gráfico, un entramado de líneas que confluyen en una serie de puntos. A través del impacto visual, la jerarquización y la síntesis de ideas, los mapas conceptuales ayudan a presentar un contenido de forma sintetizada, lo que facilitará el estudio y comprensión de la información proporcionada.

Vídeos: generar vídeos con elementos gráficos sencillos que son recreados a través de dibujos a mano alzada. Es el recurso estrella de esta herramienta metodológica.

Líneas de tiempo: es otro de los elementos que facilitan la organización e interpretación de la información a través de la vista.

visual thinking elearning

¿QUÉ FORMATOS EXISTEN Y CUÁL ES EL MÁS ADECUADO PARA DISEÑAR CONTENIDOS ELEARNING?

Siempre que pensamos en diseñar un contenido elearning, tenemos que seleccionar el formato sobre el que trabajaremos. El Visual Thinking se caracteriza por implementarse a través de tres formatos distintos (uno de los cuales se adapta realmente bien al diseño de contenidos elearning).

Sketchnoting: es una forma creativa de tomar notas que se basa en la combinación de textos y recursos gráficos. Recomendado para conferencias, este formato permite simplificar la complejidad de algunos contenidos y favorece el desarrollo de un proceso de atención dinámico y atractivo.

Graphic recording: permite apoyar el contenido de una reunión en un contenido de tipo visual, quedando todo reflejado sobre un único elemento gráfico que, posteriormente, usaremos para cerrar acuerdos o fundamentar la toma de decisiones. Este formato tiene una gran repercusión a nivel de empresa y equipos de trabajo.

Mapas visuales: consiste en generar recursos gráficos que sintetizan de forma eficaz los contenidos presentados. Una de las virtudes de los mapas visuales es que ayudan a establecer conexiones entre todos los contenidos presentados; algo realmente interesante en el contexto educativo.

visual thinking

Si quieres saber más sobre Visual Thinking o te gustaría conocer de primera mano cómo aplicamos el uso de esta herramienta en el diseño de nuestro contenidos elearning, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos en todo lo que necesites.

4/5 - (5 votos)

¿Cómo de útil ha sido este artículo para ti?

Valoraciones de nuestros lectores

4/5 - (5 votos)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Te ayudamos!

Cuéntanos tus necesidades y te proporcionaremos las soluciones más adecuadas para multiplicar el valor de tu proyecto formativo.